Debemos ser conscientes que el ácido fólico en el embarazo es vital para el buen desarrollo del bebé, el folato pertenece al grupo de vitaminas B y, una vez sintetizado, se convierte en ácido fólico. Esta forma de vitamina B es soluble en agua, por lo que no se almacena en los tejidos grasos de nuestro organismo, sino que se elimina por la orina.

El ácido fólico está presente de manera natural en muchos de los alimentos que consumimos a diario y también se añade para enriquecer algunos productos procesados, como el pan, los cereales, las harinas o la pasta.

Sin embargo, muchas veces la cantidad que obtenemos de la alimentación en el embarazo es insuficiente y, por ello, se recomienda consumirlo a través de suplementos vitamínicos.

acido_folico

El ácido fólico en el embarazo

Los folatos tienen un papel clave en el desarrollo del sistema nervioso, en la formación de ácidos nucleicos (el ADN y el ARN) y de glóbulos rojos.

Cómo comentábamos, tomar la cantidad necesaria de ácido fólico en el embarazo es fundamental para el adecuado crecimiento del embrión dentro del útero, por lo que su administración se recomienda sobre todo a mujeres antes y durante el embarazo para evitar defectos congénitos graves del tubo neural, como la espina bífida o la anencefalia, así como para reducir la probabilidad de tener un bebé prematuro o con bajo peso al nacer.

Según la Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e Hidrocefalia (FEHBI), el consumo de ácido fólico en el embarazo al menos tres meses antes de la concepción y durante el primer trimestre de gestación, podría reducir hasta un 70% los casos de espina bífida.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-plani_parto

Alimentos con ácido fólico

Entre los alimentos en los que está presente el ácido fólico se encuentran los siguientes:

  • Hortalizas de hojas de color verde, como la espinaca, la escarola, los espárragos y las coles de Bruselas.
  • Frutas, especialmente cítricos y plátanos.
  • Leche y huevos.
  • Frutos secos.
  • Legumbres, como las alubias, los garbanzos y las lentejas.
  • Cereales integrales.
  • Pescado azul (sardinas, salmonete, salmón, bonito)

Síntomas de ácido fólico bajo en el embarazo

Las principales señales de un bajo nivel de ácido fólico en el embarazo pueden ser:

  • Diarrea y dolor abdominal.
  • Irritabilidad y cansancio.
  • Úlceras bucales.
  • Algunos tipos de anemia, como la megaloblástica.

Ante cualquiera de estas señales es importante consultar con el especialista, sobre todo si estás pensando en ser madre o ya estás embarazada, de esta manera, el ginecólogo o especialista que esté llevando el desarrollo de tu bebé podrá asesorarte sobre si necesitas un extra de ácido fólico en el embarazo.

Deja un comentario