Bebé Bebé prematuro

Bebés prematuros

Cuidados del bebé prematuro

Prematuros, los niños que tienen prisa por nacer

Si tu hijo nace antes de la 37 semana de gestación se considera un bebé prematuro. Pero no tienes porque asustarte, ahora se dispone de los medios adecuados para garantizar la salud de tu hijo.

Según la Organización Mundial de la Salud, los prematuros se dividen en tres categorías:

  • Prematuros extremos nacen antes de la semana 28.
  • Muy prematuros: nacen entre la semana 28 y 32.
  • Prematuros moderados nacen entre la semana 32 y 37.

Característica de los bebés prematuros

Cada bebé prematuro presenta unas determinadas características, pero un niño que nace antes de tiempo suele tener la cabeza más grande de lo normal en comparación con su cuerpo, más pelo, que es muy fino, y la temperatura corporal más baja, puesto que le falta grasa.

Los problemas respiratorios de los bebés prematuros son la nota predominante, por eso, necesitan los cuidados específicos de las unidades de cuidados intensivos. Así, dependiendo de la edad gestacional, es decir, del tiempo que ha estado tu hijo dentro de ti, el desarrollo de sus órganos vitales es el que marcará los cuidados que necesita.

Todo el equipo de especialistas que te atiende está para ayudar a tu bebé a que nacer antes de tiempo no sea un problema. Existen Unidades de Cuidados Intensivos neonatales especializadas en este tipo de cuidados.

bebe_prematuro_cuidados

De hecho, nuestras UCI, UCI Neonatal nivel IIIB, UCI Pediátrica nivel III y UCI cuentan con los medios necesarios para atender a los prematuros con pocas semanas de gestación, las malformaciones cardiacas, pulmonares, digestivas, hipertensión pulmonar… y están abiertas las 24 horas a los familiares.

Además de los medios técnicos, tienes a tu disposición un equipo de neonatólogos las 24 horas del día, apoyado por enfermeras especializadas en cuidados intensivos e intensivistas neonatales y pediátricos.

La UCI están preparadas para que puedas estar con tu hijo siempre que puedas, ya que el hecho de que el bebé se sienta querido y acompañado por los padres es básico para su maduración.

bebe

Una vez que tu hijo recibe el alta del hospital y os vais a casa debes recordar que sigue siendo un bebé prematuro y necesita unos cuidados especiales que te indicará el equipo de especialistas. Pero no te preocupes, tu bebé es prematuro pero está sano, lo que debes tener en cuenta es que su ritmo de desarrollo es distinto. Por ejemplo, con dos meses no suele ser capaz de emitir sonidos, pero sí que podrá digerir la leche. Eso es todo un logro y lo tienes que percibir como tal.

Por eso, debes seguir las pautas prescritas por el equipo de especialistas que hace el seguimiento de tu bebé y no hagas comparaciones, sabes que siempre fueron odiosas. Lo importante es que tu hijo tenga el apoyo médico y personal necesario para su crecimiento y desarrollo. Tener un bebé prematuro es un proceso largo y no debes bajar la guardia.

Deja un comentario