Aunque el imaginario popular las identifica con juegos sexuales, lo cierto es que las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico, son una muy herramienta muy eficaz para fortalecer el suelo pélvico, de ahí que se hayan incorporado como un complemento más en los programas de rehabilitación de algunas Unidades de Suelo Pélvico.

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico están compuestas por dos bolas grandes que contienen en su interior otras dos bolas más pequeñas.

Con el movimiento, las bolas pequeñas chocan contra las paredes interiores de las bolas grandes, provocando una vibración que genera una contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico, mejorando el tono y la circulación sanguínea, y mejorando algunas de las consecuencias habituales del embarazo y el parto, como la incontinencia de esfuerzo o el prolapso.

Por lo tanto, para que se produzca la vibración que causa las contracciones es necesario estar en movimiento. De poco servirá utilizar las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico  si se permanece sentada o tumbada, salvo que se hagan ejercicios de contracción voluntaria como los ejercicios de Kegel en el postparto.

01 Como Usar Bolas Chinas 2

Tipos 

Existen muchos tipos de bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico, de distinto tamaño, peso y materiales. Para elegir las que mejor se adapten a tus necesidades, es importante que consultes con el especialista, quien podrá valorar si se trata del complemento adecuado para tu tratamiento de rehabilitación y fortalecimiento del suelo pélvico.

El tamaño medio de las bolas chinas ronda los 35 mm, y aunque a simple vista parezcan grandes, lo cierto es que se pueden colocar sin que causen ninguna molestia.

Es recomendable que sean de materiales hipoalergénicos, como la silicona médica, que eviten irritaciones o reacciones. Hay que evitar los plásticos con ftalatos, como el DEHP, y los materiales porosos que dificulten la limpieza y favorezcan la proliferación de bacterias.

Ejercicios de bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico

El uso de las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico debe ser progresivo, empezando por 10-15 minutos al día, hasta llegar a las 2-3 horas.

Si se utilizan de manera correcta, se podrán notar los beneficios a partir de las 4 semanas de tratamiento

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-suelo_pelvico

No obstante, antes de empezar a utilizar las bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico, es importante que el especialista valore si son adecuadas para ti, ya que las bolas chinas están contraindicadas en los casos de en los que el suelo pélvico está demasiado débil (hipotonía) como para que se contraiga involuntariamente o excesivamente tenso (hipertonía), lo que puede causar molestias.