En la semana 27 de embarazo tu hijo se está preparando para poder vivir fuera del útero. Tu ritmo cardíaco a partir de esta semana está íntimamente ligado al de tu bebé, por lo que todos tus hábitos y emociones le influyen directamente. Se mueve mucho y empezarás a notar más a menudo sus movimientos, los cuales notarás aún más en la semana 28 de embarazo.

Cambios que experimenta tu bebé

Peso y tamaño

En la semana 27 de embarazo, el bebé ya está enorme; mide unos 38 cm y pesa alrededor de un kilo.

Forma y desarrollo del bebé

A partir de este momento gana peso rápidamente y su desarrollo es casi completo. Se va adaptando al espacio uterino, que cada vez es más pequeño para su tamaño, aunque todavía puede moverse.Es un buen momento para realizar una ecografía 4D, ya que se puede ver perfectamente toda su fisonomía. De momento su piel es muy arrugada y todavía es mucho más delgado de cómo será al nacer, pero los rasgos están totalmente formados. A partir de este momento es normal que muchos bebés hagan movimientos respiratorios repetitivos conocidos como ‘hipo’.

Su cerebro en este periodo ya está muy desarrollado y activo, aunque todavía se sigue creando tejido cerebral. En esta fase todas las conexiones están activas, hasta tal punto que el bebe ya puede soñar.

Cambios que experimenta tu cuerpo

En la semana 27 de embarazo es posible que hayas aumentado entre 8 y 11 kilos. Tu útero se estira muchísimo, lo que provoca importantes cambios en tu cuerpo. Los órganos deben adaptarse a la nueva situación para dejar sitio al bebé y la placenta. Además, el estómago, el intestino y el riñón son presionados contra la espalda o las costillas.

El estómago se comprime hasta tal punto que incluso comer se te hará más complicado. Los riñones se dilatan y, por eso, en algunas ocasiones se pueden llegar a producir cálculos renales. Algunos órganos como el corazón y los pulmones tienen mayor sobrecarga, por lo que notarás que cierta dificultad al respirar y palpitaciones, cada vez te cuesta más respirar y tu cuerpo se pone al límite.

Los cambios hormonales pueden provocar alteraciones en tu piel, pero estos dependerán de cada persona: hay quienes notan que empeora su piel o que el pelo se vuelve más graso o seco.

Con 27 semanas de embarazo es común la aparición de hemorroides y varices. Algunas mujeres también pueden tener calambres en las piernas. La hidratación en este periodo es muy importante.

¿Qué puedes sentir en la semana 27 de embarazo?

  • Cansancio.
  • Presión en la pelvis y el abdomen.
  • Dificultad para comer cantidades abundantes.
  • Dolor de espalda.
  • Hinchazón de pies.

Cada día te sentirás un poco más cansada, pero es normal. El peso de tu hijo hará que te cueste más esfuerzo hacer algunos trabajos, y el peso podría repercutir en tu espalda, por lo que es muy importante que adquieras una buena posición.

¿Qué pruebas debo hacerme?

Entre las semanas 25 y 28 es necesario que te hagas el test de O’Sullivan o prueba de tolerancia a la glucosa para determinar tu riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Esta prueba permite conocer tus niveles de azúcar en sangre, para ello tendrás que ingerir 50 gramos de glucosa.

Después te harán varios análisis de sangre para ver si tu organismo ha absorbido bien la glucosa. Si el resultado es positivo, se realiza posteriormente una prueba más específica, y de confirmarse el diagnóstico de diabetes gestacional tendrás que llevar una dieta y controles simultáneos con el endocrinólogo, para reducir el riesgo de desarrollar complicaciones en el embarazo.