El embarazo ectópico es el que se desarrolla fuera del útero, habitualmente en las trompas de Falopio.

Cuando el óvulo maduro es liberado transita por las trompas de Falopio, donde es fecundado y sigue su camino hacia el útero para implantarse e iniciar su desarrollo, sin embargo, en el embarazo ectópico, el óvulo fecundado no consigue salir de las trompas, se queda atascado e inicia allí mismo su desarrollo.

riesgos_ectopico

Efectos de un embarazo ectópico

Un embarazo ectópico hace que las trompas de Falopio se inflamen, deformen, o incluso se rompan causando una hemorragia interna que puede conllevar complicaciones en el embarazo.

Por ello, ante los primeros síntomas de embarazo, es importante acudir al ginecólogo para que valore nuestra situación y descarte complicaciones como un embarazo ectópico.

Este tipo de embarazo cursa al inicio como cualquier gestación normal, por lo que es habitual dar positivo en el test de embarazo y sentir náuseas o vómitos.

Sin embargo, conforme avanza puede provocar dolor en el abdomen, en la zona pélvica, y sangrado leve que va aumentando poco a poco.

Si se rompen las trompas se puede producir una hemorragia abdominal grave, acompañada de hipotensión y desvanecimiento, llevando incluso a un shock.

En algunos casos también se siente dolor de espalda o de hombros.

Cómo detectar los síntomas de un embarazo ectópico

El embarazo ectópico no se puede prevenir, aunque existen factores de riesgo, algunos de ellos modificables, que hay que tener en cuenta:

  • Alteraciones en las trompas de Falopio.
  • Inflamación y procesos infecciosos en la zona abdominal, útero y ovarios.
  • Uso de un dispositivo intrauterino (DIU) como método anticonceptivo.
  • Haber tenido un embarazo ectópico previo.
  • Tratamientos para la infertilidad, como los medicamentos que estimulan la ovulación.
  • Tabaquismo.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-plani_parto

Tratamiento para el embarazo ectópico

Para detectar este tipo de embarazo, el ginecólogo realizará un examen pélvico, análisis de sangre y una ecografía transvaginal.

El tratamiento del embarazo ectópico consiste en la interrupción de la gestación antes de que pueda tener consecuencias graves para la mujer.

La interrupción del embarazo ectópico suele hacerse mediante cirugía, aunque también es posible hacerlo con la administración de fármacos.

Se estima que el 65% de las mujeres pueden concebir sin complicaciones pasados los 18 meses de la interrupción del embarazo, este porcentaje se eleva a 85% pasados los dos años.

Para intentar la concepción tras un embarazo ectópico es importante dejar pasar un tiempo prudencial que garantice una correcta recuperación.

Deja un comentario