Embarazo

Embarazo en una pareja de lesbianas

metodo_ropa
Validado por El parto es tuyo

El embarazo en una pareja de lesbianas es posible gracias a que las técnicas de reproducción asistida han permitido que ambos miembros de la pareja puedan participar del proceso y compartir la maternidad desde el inicio.

¿Cómo es posible el embarazo en una pareja de lesbianas?

La mayor parte de las parejas lesbianas que desean que el hecho de tener un hijo se convierta en una experiencia compartida recurren al denominado método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja), una técnica de reproducción asistida en la que se combina la donación de óvulos y la fecundación in vitro (FIV).

Para conseguir el embarazo en una pareja de lesbianas, una de las mujeres actúa como donante y se somete a un tratamiento de estimulación ovárica para extraer los ovocitos que posteriormente serán fecundados en el laboratorio con espermatozoides procedentes de un banco de semen. Una vez fecundados y cultivados para que alcancen un estado embrionario, los ovocitos se transfieren al útero de la otra mujer, que será la que adopte el papel de gestante.

De esta manera, mientras una es la madre genética la otra se convierte en la madre gestante, lo que permite no solo estrechar aún más el vínculo de la pareja sino también el que se establecerá con el bebé cuando nazca.

Comienzo del embarazo

Una vez conseguido el embarazo en una pareja de lesbianas, es importante que transcurra como en cualquier otra pareja, compartiendo los cambios que va experimentado la madre gestante y apoyándola en las distintas fases por las que pasará hasta el momento del parto.

reproduccion_asistida_banner_2

El Método ROPA

El método ROPA, en el que la participación de ambas mujeres es fundamental, favorece este apoyo y conexión. Como ambas partes se sienten integradas en el proyecto de maternidad, la actitud es totalmente proactiva y se comparten todas las fases del proceso, desde las revisiones ginecológicas y las clases de preparación al parto, hasta los preparativos para el momento del parto y el recibimiento del bebé. Asimismo, la participación conjunta en la toma de decisiones que tienen que ver con la salud de la madre gestante y del bebé hacen que la madre biológica no se perciba a sí misma como una mera donante sino que se sienta parte activa de la maternidad.

Deja un comentario