Ya estás en la semana 32 de embarazo. Faltan solo 8 semanas para el parto y a partir de este momento, ya se puede producir un parto prematuro. A partir de ahora debes estar muy atenta a las contracciones, pues, aunque es bastante habitual que sean más intensas o frecuentes, tienes que vigilar que no sean regulares.

Tu abdomen ha crecido notablemente y tu bebé está perfectamente formado preparándose para salir. El espacio de tu estómago se reduce, por lo que es un buen momento para dejar de lado las comidas abundantes y empezar a hacer 5 o 6 comidas pequeñas al día.

Es importante que estés atenta a cualquier cambio fuera de lo habitual. Tu bebé ya está prácticamente listo para salir al exterior, sus sentidos están muy desarrollados y su cerebro está totalmente formado y preparado para sentir e incluso recordar.

Cambios que experimenta tu bebé

Peso y tamaño

En la semana 32 de embarazo tu bebé debería pesar aproximadamente 2 kilos y medir unos 47 centímetros. Su tamaño es similar al de una calabaza.

Forma y desarrollo del bebé

Los científicos creen que a partir de este momento hay muy pocas diferencias entre su cerebro y el de un recién nacido. Incluso se cree que en esta semana el bebé ya puede pensar o memorizar. Las uñas han crecido y llegan hasta las puntas de los dedos y, en algunos casos, el cabello del bebé ya está largo. Los huesos también son duros y están perfectamente formados.

En esta etapa tu bebé abre los ojos y se mueve hacia la luz, parpadea normalmente y puede identificar voces y sonidos de fuera del vientre, empezando de esta forma a tener sus primeros contactos con el exterior.

Cambios que experimenta tu cuerpo

A partir de la  semana 32 de embarazo, tus mamas empiezan a formar leche e incluso puede que en alguno de ellos observes que sale un poco de calostro; se trata de un líquido que alimenta a tu bebé hasta que empiezas a producir leche.

Debido al tamaño del abdomen, que ya es considerable, dormir puede empezar a ser bastante complicado. Quizá debas pensar en buscar nuevas posiciones o ayudarte con almohadas.

Como el bebé comprime tus pulmones, seguramente tengas más dificultades para respirar o variar tu ritmo de respiración.

Lo mismo ocurre con el estómago, que al tener menos espacio requiere evitar comidas copiosas. Lo normal es que aumentes medio kilo por semana; aunque en este trimestre es más difícil mantener a raya la báscula.

¿Qué puedes sentir la semana 32 de embarazo?

  • Presión en el abdomen.
  • Dificultades para respirar
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Entumecimiento o hinchazón en pies y manos
  • Dolor de espalda

Lo más probable es que a estas alturas del embarazo te empiece a doler la espalda por el peso del feto. Además notarás que cada día estás más cansada, ya que el volumen del abdomen hará más difícil que te muevas con facilidad.

¿Qué pruebas debo hacerme?

Durante la semana 32 de embarazo, se suelen hacer los controles analíticos del tercer trimestre, que incluyen la detección de la hepatitis y la toxoplasmosis. También se hace una analítica de coagulación.

En muchos centros ya te empezarán a informar de los beneficios y riesgos de la anestesia epidural, que es el tipo de anestesia que se administra durante el parto. Aunque todavía no tengas claro si quieres que se te administre, es importante que te informes para poder tomar una decisión.