En las fases del parto se producen un momentos únicos en la vida de una mujer y de su pareja, y  también supone la finalización de un largo periodo de cambios como ha sido el embarazo.

Los momentos previos a lo que podemos considerar como fases del parto suelen darnos señales claras de que pronto se iniciará el alumbramiento.

Estas señales de las fases del parto son el aumento progresivo de las contracciones y de la presión en la pelvis debido al descenso de la cabeza del bebé, y la expulsión del denominado tapón mucoso, que consiste en un flujo espeso que se acumula durante el embarazo en el cuello del útero aislándolo de la vagina e impidiendo el desarrollo de infecciones.

Cómo cuidar al recién nacido

Fases del parto

Aunque estos signos anuncian la proximidad del parto, éste no tiene por qué iniciarse de manera inmediata y suelen pasan varios días hasta que comienza, que se dividen en tres fases del parto.

Fase de dilatación

  • Las contracciones se intensifican y favorecen que el cuello del útero se acorte y se dilate para permitir la salida del bebé.
  • La duración de esta fase varía de una mujer a otra y también depende de si ha tenido o no partos previos.
  • En las primerizas, por ejemplo, dura entre 6 y 10 horas, mientras que en las mujeres que ya han sido madres, entre 3 y 5 horas. En todo caso, la dilatación adecuada para facilitar la salida del bebé debe ser de unos 10 cm (dilatación completa).

Fase de expulsivo

  • Una vez alcanzada la máxima dilatación se inicia la fase de expulsión del bebé al exterior con la colaboración activa de la madre.
  • La duración de esta fase también depende de si se es primeriza o no, y puede llegar a durar hasta dos horas.
  • En algunos casos se realiza una episiotomía, es decir, un corte en la piel y en las paredes vaginales para evitar que se desgarren durante la expulsión.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-plani_parto

Fase de alumbramiento

  • Nos encontramos en una de las fases del parto, que no suele durar más de 30 minutos, se expulsa la placenta, el cordón umbilical y las membranas.
  • Una vez pinzado y cortado el cordón umbilical, puede recogerse la sangre de su interior para su conservación en bancos privados de células madre de cordón umbilical o donarla a un banco público.
  • Como hemos visto, las fases del parto tienen unas características y complejidad por las que es fundamental acudir a centros de referencia y reconocidos por su amplia experiencia en la atención al parto. Solo de esa manera podremos garantizar que recibimos la mejor asistencia en un momento tan importante.