Postparto

El láser C02 y pérdidas de orina tras el parto

laser_co2


Láser C02 un tratamiento eficaz para las pérdidas de orina tras el parto

El postparto supone el inicio de un periodo de importantes cambios. No solo debemos adaptar nuestra vida a la llegada del bebé, sino también superar los cambios que se han producido a lo largo del embarazo y el parto.

Uno de los trastornos más frecuentes en el postparto es la incontinencia urinaria, pérdidas leves de orina que se producen por el debilitamiento del suelo pélvico. De hecho, se estima que más del 16% de las mujeres tienen algún episodio de pérdida involuntaria de orina a las 7 semanas de haber dado a luz.

postparto

Fortalecer el suelo pélvico

Seguramente durante la gestación tu ginecólogo haya insistido en que realices ejercicios para fortalecer el suelo pélvico. El objetivo de estos ejercicios es evitar que los músculos que sostienen los órganos pélvicos (la vejiga, el útero, la vagina y los intestinos) pierdan fuerza y tono muscular.

Aunque estos ejercicios son de gran ayuda, no suelen ser suficientes para evitar estos problemas que puede producirel parto y del peso que durante los últimos meses ha ejercido el bebé sobre el útero. De ahí que puedas notar pérdidas leves de orina cuando realizas gestos cotidianos, como toser, reír, correr, saltar o hacer algún esfuerzo. Es lo que se conoce como incontinencia de esfuerzo, que es la que se produce cuando hacemos cualquier movimiento brusco, incluso cuando estornudamos.

Si este es tu caso, la buena noticia es que las pérdidas leves de orina como consecuencia del parto pueden tratarse de manera eficaz con el láser C02, un procedimiento mínimamente invasivo y seguro que te ofrecemos en el Hospital Universitario La Zarzuela y Hospital Universitario La Moraleja.

Láser de C02

Se trata de una tecnología láser para el rejuvenecimiento del tejido pélvico y vulvo-vaginal mediante la cual se aplican minúsculos impactos de láser en la zona a tratar. El láser estimula la producción de colágeno, que es esencial para que las paredes del suelo pélvico y de la vagina recuperen su tono, firmeza y grosor.

De hecho, el láser de C02 provoca el engrosamiento de las paredes de la pelvis, refuerza el tejido que rodea la uretra y la vagina, disminuyendo así la incontinencia urinaria.

A la eficacia y seguridad del láser C02 se suman muchas más ventajas

  • El tratamiento es mínimamente invasivo (no requiere incisiones ni anestesia) y se realiza con todas las medidas de seguridad en la consulta, siempre bajo la supervisión de un especialista experimentado,
  • Es preciso y actúa sólo sobre el tejido que debe ser tratado,
  • Se lleva a cabo de manera ambulatoria; esto es, que no se necesita hospitalización, y tras cada sesión se pueden retomar las actividades de la vida diaria de manera inmediata

Por lo tanto, si sufres incontinencia urinaria leve, no dejes que interfiera en tu día a día. Pide consejo a tu especialista, quien podrá analizar tu caso y ofrecerte el mejor programa de tratamiento con el láser C02 para que puedas dedicarte a lo que realmente importa: disfrutar de tu bebé sin preocuparte de las pérdidas de orina.

Deja un comentario