La matrona en el embarazo desempeña un papel muy importante en la evolución y seguimiento del embarazo, así como en el momento del parto y el postparto.

¿Qué es una matrona?

La matrona o el matrón son los engargados a de informarnos sobre todo lo relacionado con el parto, el postparto y los cuidados del bebé, y es un gran apoyo emocional para las futuras madres, pues aclara todas las dudas y los temores que con frecuencia surgen sobre el parto, como por ejemplo las posibles complicaciones o las molestias que pueden aparecer a lo largo de la gestación, como las náuseas matutinas.

El papel de la matrona en el embarazo y tras el parto también es fundamental, ya que a veces nos enfrentamos a situaciones nuevas y desconocidas que la matrona puede ayudarnos a controlar.

Funciones de una matrona en el embarazo

  • La matrona en el embarazo tiene como misión ayudarnos a controlar nuestro estado de salud y el del bebé, como la ganancia de peso, la presión arterial, el perímetro abdominal y los latidos fetales.
  • La matrona o matrón nos informa sobre el proceso del parto, las distintas fases y cómo enfrentarse a ellas.
  • La matrona en el embarazo ofrece recomendaciones nutricionales para mantenernos sanas y fuertes, y contribuir así al correcto desarrollo del bebé.
  • Nos da información clave para afrontar la lactancia materna y que nuestro bebé pueda beneficiarse de ella.
  • La matrona en el embarazo hace un seguimiento del calendario de pruebas que debemos hacernos durante la gestación, y de las que debe hacerse el bebé durante sus primeros meses de vida.
  • La matrona en el embarazo también imparte las clases de preparación al parto, en las que aprenderemos cómo afrontar las distintas fases del parto, así como técnicas de respiración para el parto y de relajación para poner en práctica durante la dilatación y el expulsivo.

embarazo_cuidado

  • Nos enseña ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, reducir así el impacto del parto en nuestros músculos y órganos, y favorecer la recuperación tras el parto.
  • En el momento del parto vigilará el estado del bebé a través de la monitorización fetal, los conocidos como monitores.
  • Controlará la evolución de la dilatación, las contracciones y su frecuencia.
  • En muchos hospitales las matronas también realizan el expulsivo. Hay, muchas mujeres  que buscan matrona para que les acompañe en todo el proceso, incluido el expulsivo.

Después de dar a luz

Después del nacimiento del bebé la matrona controla la normalidad del posparto y del recién nacido y en las posteriores visitas que realicemos a su consulta vigilará el estado de los puntos en caso de cesárea o episiotomía, examinará si el útero está volviendo a su tamaño, si el pecho está en buen estado o si la posición de lactancia es adecuada.

La matrona en el embarazo será, sin ninguna duda, un gran apoyo y como además puedes contar con ella durante las primeras semanas tras el parto,  no dudes en transmitirle tus preocupaciones y preguntas para que te ayude a resolverlas.

Deja un comentario