Estás deseando escuchar las primeras palabras de tu bebé. A partir de los ocho meses tu bebé empieza con los balbuceos, es decir, con sonidos en los que une dos o varias consonantes que no tienen sentido, pero que en un momento dado se transforman en pa-pa o ma-ma y es cuando empiezan a cobrar significado.

¿Cuándo comienzan a decir sus primeras palabras?

En líneas generales, unos niños tardan más que otros, los bebés comienzan a utilizar palabras con significado para poder expresarse entre los 9 y los 14 meses, pero si hasta los 18 no escuchas nada reconocible de tu hijo no te asustes, algunos tardan más. Papá y mamá suelen ser las palabras más fáciles de pronunciar para tu hijo y son las primeras que dirá.

bebe

Empezar por palabras sueltas

Lo primero que adquiere tu bebé es el denominado lenguaje receptivo, es decir comprende palabras sueltas. A los seis meses será capaz de reconocer su nombre, el vuestro y el de personas de vuestro entorno y es cuando el también quiere decirlos, pero aún no sabe. Le podemos ir enseñado poco a poco, hablándole directamente a él y diciéndole todo lo que vamos haciendo.

Consejos para sus primeras palabras

  • Cuando le hagas alguna pregunta, comiénzala con su nombre. Por ejemplo. María, vamos a ir de paseo con tu osito azul o vamos a visitar a tus primos.
  • Detalla y señala los objetos de los que estés hablando.
  • Lee un cuento con él y detente en los objetos, animales y colores.
  • Habla despacio, con claridad y con palabras sencillas. Utiliza frases cortas para que tu hijo pueda seguir tu conversación.
  • Evita los pronombres. Es mejor que repitas los nombres, aunque te resulte difícil. Este es el vaso de mamá, este es el oso de peluche de María, este es el juguete de Pablo, en lugar de este es mi vaso o este es tu oso de peluche.
  • Recurre a las canciones de tu infancia y pónselas siempre que puedas. Aunque no te lo creas, le encantará escuchar una y otra vez la misma melodía, a la vez que va adquiriendo habilidades del lenguaje.
  • Repite, repite y repite. Por ejemplo, cuando vayas de paseo señálale todos los árboles que veis. Es una forma divertida de aprender distintas palabras.

Ten en cuenta que al principio tu hijo se referirá a los objetos de su alrededor con la primera sílaba. Por eso, muchas veces solo tú puedes entenderle. A partir del año y medio empiezan a decir palabras, pero si no lo hace no debes preocuparte, cada niño tiene su ritmo. Más o menos a los dos años ya puede estructurar una frase, sencilla, pero una frase con sentido.