Bebé Etapas del bebé

Los primeros dientes del bebé

primeros_dientes_bebe

Los síntomas de la aparición de los primeros dientes del bebé, suelen confundirse con otras necesidades, como comer o dormir, por lo que muchos padres suelen volverse locos buscando la causa de la incomodidad del pequeño, hasta que descubren que se debe a que están asomando los primeros dientes del bebé.

Síntomas de los primeros dientes del bebé

Salivación excesiva

El principal signo para identificar la dentición es la salivación excesiva y la necesidad constante de morder todo lo que está a su alcance, incluso sus propias manos.

Molestias

También es probable que comer le moleste y pierda algo de apetito.

Inflamación

Esto es lo que nos tiene que hacer sospechar de que los dientes empiezan a asomar, y para confirmarlo basta con pasar el dedo suavemente por la encía del bebé. Lo más probable es que esté inflamada y abultada, y que con el tiempo veamos un pequeño punto blanquecino que indica la erupción definitiva del diente.

Cuando los primeros dientes del bebé empiezan a salir, presionan las encías y causan dolor e inflamación. Esto hace que el bebé esté irritable e incómodo, y no pare de llorar.

Edad

Los primeros dientes del bebé suelen hacer su aparición a partir del sexto mes de vida, los primeros en salir suelen ser los incisivos centrales inferiores (entre los 6 y los 10 meses). Le siguen los incisivos centrales superiores (entre los 8 y los 12 meses); incisivos laterales superiores e inferiores (entre los 9 y los 13 meses); los primeros premolares (entre los 10 y 16 meses); los caninos (entre los 16 y los 20 meses), y los segundos premolares (entre los 20 y los 30 meses).

banner_embarazo_saludable

Aliviar el dolor

Para aliviar las molestias de los primeros dientes del bebé, se puede recurrir a mordedores, algunos de tienen un líquido dentro que puede enfriarse en la nevera. El frío ayuda a reducir la inflamación y a insensibilizar un poco la zona.

También hay geles de uso tópico para aliviar la dentición, pero lo cierto es que su efecto es limitado y no deberían usarse sin consultar antes con el pediatra.

Sin duda la aparición de los primeros dientes del bebé, marca el inicio de un periodo molesto para el pequeño, debemos reconfortarle para que lo sobrelleve lo mejor posible, pero siempre teniendo en cuenta que se trata de un proceso natural en el que no podemos intervenir y que tendrá que superar con mucha paciencia.

Falsos mitos

Los primeros dientes del bebé no debería causar más síntomas que los comentados, la aparición de otros problemas en este periodo, como fiebre o diarrea, suele ser pura coincidencia, ya que no hay evidencias de que la salida de los dientes eleve el riesgo de infecciones, trastornos gastrointestinales o de otro tipo.

Deja un comentario