Si tras el parto, tu médico detecta problemas cardíacos del bebé, es posible que el niño tenga una anomalía cardiaca congénita, pero ¿Qué significa exactamente? Aquí respondemos todas tus dudas.

Problemas cardíacos del bebé

La palabra Congénito quiere decir que el niño ha nacido con una complicación, en este caso hablamos de posibles problemas cardíacos del bebé.

Es importante que sepas que los problemas cardíacos del bebé son muy comunes,  y aunque depende de la gravedad de cada caso, si se detecta a tiempo en el hospital, el tratamiento inmediato puede controlar  la anomalía cardíaca.

¿Cómo tratar los problemas cardíacos del bebé?

En caso de necesitar tratamiento, los avances tecnológicos y el conocimiento de los médicos, han permitido que en la actualidad estos problemas cardíacos del bebé, se traten con altas probabilidades de tener buenos resultados.

Cirugía cardíaca y cateterismo

Las técnicas que se suelen utilizar son la cirugía cardiaca y el cateterismo cardiaco. Estos procedimientos cada vez se realizan en niños más pequeños, incluso en neonatos, y ya es habitual que lo cirujanos operen al bebé durante la lactancia.

Tratar a tiempo los problemas cardíacos del bebé implica que las ventajas a largo plazo sean mayores.

¿Qué influye en los problemas cardíacos del bebé?

Hay muchos factores que pueden contribuir a que aparezcan estas anomalías:

  • La genética del bebé
  • Factores ambientales
  • Tomar ciertos fármacos durante el embarazo
  • Diabetes de la madre mal controlada
  • Consumo de alcohol y drogas durante la gestación

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones las causas exacta de los problemas cardíacos del bebé, son desconocidas.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-niños

¿Y si no se detectan al nacer?

También puede ocurrir que los médicos no localicen la anomalía en el parto y las señales de que hay un problema aparezcan en casa. En este caso, te contamos algunos síntomas que pueden detectarse en visitas rutinarias al pediatra, y que pueden suponer problemas cardíacos del bebé:

El soplo cardíaco

Aunque no todos los soplos son manifestaciones de una anomalía cardiaca, Los soplos los detectará fácilmente el pediatra durante  una revisión del bebé, en la mayoría de las situaciones, será en ese primer examen cuando el médico podrá decir si es síntoma de una anomalía, ante la duda,  será el pediatra quién pedirá pruebas complementarias para establecer un diagnóstico claro.

Dificultad para respirar del bebé

Otra señal de alerta, de la que tu mismo puedes percatarte es la dificultad del niño para respirar por una congestión pulmonar. Cuando el bebé tiene problemas para respirar, podrás observar que no come lo suficiente, por lo que no estará en el peso correspondiente a su edad, ante estos síntomas, debes acudir al pediatra o médico especialista para que realicen las pruebas necesarias que detectarán a tiempo posibles problemas cardíacos del bebé.

La piel del bebé se pone azulada

Por último, otro síntoma de anomalía congénita puede ser el cambio del color de la piel del bebé, que adquirirá un tono azulado debido a que la sangre no tiene la cantidad suficiente de oxígeno. Ante esta situación, debes acudir al médico inmediatamente, pues una detección precoz es clave para solucionar los posibles problemas cardíacos del bebé.