En la semana 11, te faltan un par de semanas para pasar hasta al segundo trimestre.

Es el momento de compartir con tu pareja tus miedos, tus dudas y la forma de afrontar la maternidad. Poco a poco está cambiando tu cuerpo y en esa transformación debes sentir el apoyo y la comprensión de tu pareja.

Debéis dedicaros tiempo y compartir todas las experiencias que se van acumulando a lo largo de estos meses para afrontar el resto del embarazo juntos.

Semana 11

Cambios que experimenta tu bebé

Peso y tamaño

En la semana 11, tu bebé pesa 8 gramos y mide entre 4 y 6 centímetros. Sus dedos se están separando, y su piel es muy fina, de tal forma que si pudiéramos verla, se apreciarían sus vasos sanguíneos, sus cartílagos y sus órganos.

Forma y desarrollo del bebé

A partir de la semana 11, la piel del bebé empieza a cambiar adquiriendo un mayor grosor, puesto que empiezan a formarse sus distintas capas.

El hipo del bebé

El diafragma también se forma a partir de esta semana. Por eso, nuestro bebé puede empezar a tener hipo. Los demás órganos, como los riñones, el hígado, los pulmones, los intestinos y el estómago, siguen formándose. De hecho, el tamaño del estómago ahora es como un granito de arroz.

Los reflejos del bebé

En la semana 11 también aparecen los reflejos. Uno de ellos es el pataleo. El bebé extiende sus piernas y llega hasta las paredes de útero, de esta forma, se desplaza. Aunque creas que es un movimiento sin importancia, este reflejo hace que el embrión vaya reforzando los músculos de las piernas, que tendrá que utilizar luego para caminar.

Cambios que experimenta tu cuerpo

  • El malestar inicial de los primeros momentos de tu embarazo empiezan a remitir a partir de la semana 11. En general, las náuseas y las molestias matinales desaparecen.
  • Tu cuerpo se va adaptando poco a poco a la nueva situación, aunque el cansancio y el sueño seguirán acompañándote a lo largo del embarazo.
  • Tu circulación sanguínea aumentará, ya que tu bebé lo necesitará. Eso hace que respires más rápido.

Síntomas en la semana 11 de embarazo

  • Olfato excesivo.
  • Caída de cabello y debilitamiento de las uñas
  • Calambres en las pantorrillas.
  • Sueño.
  • Sangrado de encías.
  • Acidez de estómago.
  • Estreñimiento.

Uñas y cabello débilitado

Es normal que a partir de la semana 11 tengas las uñas más débiles y se te pueden romper con más facilidad. Puede sucederte lo mismo con el pelo, que se te cae más y lo tienes más resquebrajado.

Protegerse del sol

Cuidado con el sol, ya que te pueden salir unas manchas bastante antiestéticas. Para evitarlo, utiliza una crema con alto factor de protección y recuerda que también tienes que ponértela aunque esté nublado.

La salud bucodental en la semana 11 de embarazo

Tienes que prestar especial atención a las encías, ya que el aumento de los niveles de progesterona hace que se vuelvan más vulnerables y puedan infectarse con facilidad. Visita a tu dentista ante cualquier pequeño sangrado en la boca.

A la hora de dormir, para evitar las molestias estomacales puedes ponerte una almohada más y dormir más erguida.

Recuerda que por la noche debes evitar los alimentos pesados y debes cenar unas dos horas antes de irte a descansar.

¿Qué pruebas debo hacerme en la semana 11?

Al hacerte la ecografía, medirán el diámetro biparietal, que es la distancia que hay entre los huesos de la cabeza, la longitud del fémur y el diámetro abdominal.

Con esas medidas tu médico puede establecer una edad gestacional aproximada. De eso dependerá la fecha del parto.

Con la ecografía de la semana 11 también se podrán ver las posibles malformaciones que pueden aparecer en algún órgano.

A partir de esta semana, puedes hacerte la detección de ADN fetal en sangre para detectar una posible alteración genética. Con este análisis, que no es invasivo, se pueden detectar las anomalías cromosómicas, como la trisomía 21 (síndrome de Down).

Si no puedes esperar a que se vea, con la determinación del ADN fetal en la sangre de la madre también se puede saber el sexo del bebé.