Empieza la semana 34 de embarazo y el cansancio se vuelve a apoderar de ti, ya vas sintiendo que tu hijo empieza a pesar unos dos kilos, de los cuáles, una parte es grasa que le va ayudará a regular la temperatura corporal cuándo salga de la placenta.

El sistema nervioso del bebé

En la semana 34 de embarazo, el sistema nervioso del bebé y los pulmones están muy desarrollados y casi maduros.

Si es un niño, en la semana 34 empiezan a bajar sus testículos al escroto

En esa fecha, empiezan también a formarse las uñas y, además, si esperas un niño tienes que saber que en la semana 34 de embarazo sus testículos están bajando desde su abdomen al escroto.

Síntomas y efectos de la semana 34 de embarazo

Dificultades para dormir

Ten en cuenta que, cuando ya has superado la semana 34 de embarazo, empiezas a dormir peor, ya que tu hijo presiona contra tu vejiga, esto puede hacer que sientas la necesidad de levantarte varias veces durante la noche.

A la hora de dormir también te costará encontrar la postura más cómoda, pues la prominente barriga no te dejará conciliar el sueño tan fácilmente como antes del embarazo.

Molestias en la zona urinaria

Puedes sentir molestias en la zona urinaria por varios motivos, entre ellos porque necesitas evacuar con mayor frecuencia, pero también porque el tamaño de nuestro útero aumenta, y el intestino y el hígado se desplazan un poco de su posición habitual. Si esto nos ocasiona molestias, podemos calmar el dolor colocando un poco de calor en la zona.

plantilla-banner-el-parto-es-tuyo-plani_parto

Ejercicios de relajación, tu mejor aliado

Realizar ejercicios de relajación te ayudarán a mantenerte más descansada, y te irán preparando para el momento del parto. Aún te queda un tiempo, pero debes ir pensando en ese día. Cuanto más descansada llegues, mejor.

En la semana 34 de embarazo el bebé se está colocando, ya empieza a buscar la salida y se prepara para colocarse con la cabeza hacia abajo. Lo podrás notar porque se ha girado y sus piernas se sitúan ahora en la parte superior de tu tripa

Deja un comentario