Inicias la semana 5 de gestación (teniendo como referencia para el comienzo del embarazo el primer día del inicio de tu última regla).

Si ya sabes que estás embarazada, tal vez sientas una mezcla de alegría, entusiasmo y temor. No te preocupes, ahora comienza una etapa apasionante y la mejor manera de vivirla con seguridad y tranquilidad, Si no lo has hecho ya, ve pidiendo cita con el ginecólogo para controlar tu embarazo y llevarlo de la manera más saludable posible.

Semana 5

Cambios que experimenta tu bebé

Peso y tamaño

Aunque parezca mentira, en la semana 5 tu bebé apenas tiene el tamaño de una semilla de sésamo. Esto quiere decir que tiene 1 milímetro de ancho y algo más de 2 milímetros de largo.

Forma y desarrollo del bebé

Tal y como ocurre en la cuarta semana de embarazo, en esta semana siguen desarrollándose las tres capas embrionales que se han formado tras la fecundación e implantación en el endometrio.

  • El ectodermo, que es la capa externa, dará origen al sistema nervioso central, además de la epidermis, el sistema ocular, el vello, las uñas y los dientes.
  • El endodermo, que es la capa interna, promoverá la formación del aparato digestivo y todos los órganos que lo conforman (hígado, páncreas, intestinos…), además del aparato respiratorio.
  • El mesodermo es la tercera capa celular y de ella surgirá el tejido conjuntivo, el sistema circulatorio y cardiovascular, el sistema musculo-esquelético y los órganos reproductores.

En la semana 5 el embrión adopta un aspecto curioso, como en forma de ‘C’

Se puede apreciar el tubo neural, que dará origen al cerebro, y la columna vertebral. Las imágenes en la ecografía de los embriones de esta edad también suelen mostrar un bulto central del que partirá el desarrollo del corazón y a finales de esta semana es posible que empiecen a formarse los vasos sanguíneos.

Cambios que experimenta tu cuerpo

Tu cuerpo estará segregando la cantidad de hormonas necesarias (estrógenos, progesterona y gonadotropina coriónica) para que el embarazo progrese adecuadamente.

Si aún no te has hecho el test de embarazo, este es un buen momento para hacerlo. Y si todavía no has ido al ginecólogo, es importante que vayas pidiendo cita para tener la confirmación final de embarazo y comprobar que el embrión se ha implantado correctamente.

¿Qué puedes sentir en la semana 5 de embarazo?

Junto a la falta de la menstruación, que es el signo más evidente de embarazo, en esta semana es más probable que empieces a sentir algunos de los síntomas más característicos, como por ejemplo:

  • Náuseas y vómitos.
  • Hinchazón y mayor sensibilidad de las mamas.
  • Más sensibilidad olfativa.
  • Somnolencia y cansancio general.
  • Granas frecuentes de orinar.

Algunos de estos síntomas se irán incrementando a lo largo del primer trimestre, que suele ser el más pesado para la embarazada. Lo habitual es que vayan desapareciendo en el segundo trimestre.

Como cada mujer es un mundo, algunas pueden presentar varios de estos síntomas mientras que para otras el embarazo todavía pasará desapercibido. Sobre todo si tu ciclo menstrual es irregular, ya que lo más probable es que pienses que el retraso se debe a una irregularidad más.

¿Qué pruebas debo hacerme?

En la primera visita, tu ginecólogo te informará sobre el calendario de pruebas que debes seguir, te hará una ecografía transvaginal, te pedirá un análisis de sangre y orina, y te prescribirá suplementos de yodo, hierro y ácido fólico. Además, te pesará, tomará tu tensión y se asegurará de que tu calendario vacunal está en orden, entre otras cosas.

Recuerda, ahora no tienes excusa para llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio moderado, abandonar el alcohol y el tabaco, y seguir unos hábitos de vida saludables. Tu organismo y el de tu bebé te lo agradecerán.