En la semana 6 de embarazo ya tienes la prueba de que estás embarazada.

El test de embarazo ha dado positivo y aunque todavía no notes cambios externos, en tu interior se está produciendo una auténtica revolución y tu cuerpo se está preparando para experimentar una transformación extraordinaria.

Si no lo has hecho ya, pide cita con tu ginecólogo para que te haga una ecografía transvaginal para confirmar que la implantación y el desarrollo del embrión son correctos.

En esta primera visita el ginecólogo te dirá la fecha probable de parto. Lo hará tomando como referencia el primer día de tu última regla. Ten en cuenta de que se trata de una fecha aproximada, y que solo un pequeño porcentaje de embarazadas da a luz en el día previsto.

Semana 6

Cambios que experimenta tu bebé

Como el embarazo se empieza a contar desde el primer día de tu última regla, a estas alturas, el bebé lleva ya cuatro semanas de desarrollo (se inició en el momento de la ovulación, justo en la que se considera tercera semana de embarazo).

Peso y tamaño

En esta semana el embrión tiene el tamaño de un grano de arroz (entre 4 y 5 milímetros) y ya es posible detectar su corazón, que late a unas 150 pulsaciones por minuto. Esto te generará una emoción indescriptible.

 Forma y desarrollo del embrión

Tu bebé sigue teniendo una forma de ‘C’, con una parte superior muy grande y una inferior alargada. Continúa dando los primeros pasos para el desarrollo de los órganos principales y se inicia el proceso de plegamiento del disco embrionario que lo terminará convirtiendo en un ser vertebrado. Los órganos que se perfilan no tienen una actividad real y todavía habrá que esperar varias semanas hasta que tengan capacidad funcional.

El tubo neural empezará a cerrarse y a los lados de la cabeza aparecerán varios hoyuelos que darán lugar a los ojos y a los oídos. También empezará a formarse la cara del embrión, las extremidades superiores y parte del encéfalo. En el extremo inferior se distinguirá una especie de cola, que será la que dé origen a las piernas.

Cambios que experimenta tu cuerpo

Poco a poco tu cuerpo se va transformando, aunque visiblemente no notes nada, salvo las mamas más sensibles y que aumentan de tamaño.

Recomendaciones en la semana 6 de embarazo

Tu ginecólogo te dará una serie de recomendaciones en la semana 6:

  • Llevar una alimentación en el embarazo sana y equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en azúcares y grasas saturadas. Será conveniente que evites el consumo de carne poco hecha o cruda, el pescado crudo que no haya sido previamente congelado, embutidos y quesos sin pasteurizar para evitar el riesgo de toxoplasmosis.
  • Tomar suplementos vitamínicos ricos en ácido fólico.
  • Abandonar el tabaco y el alcohol.
  • Hacer ejercicio moderado, como yoga, pilates o caminar, y evitar las actividades de riesgo, como el esquí o la escalada.

¿Qué puedes sentir en la semana 6 de embarazo?

Si es tu primer embarazo, tal vez no notes todavía un aumento de tu barriga, pero sí aparecerá alguno de estos síntomas:

  • Náuseas y vómitos.
  • Sensibilidad olfativa.
  • Hinchazón y sensibilidad de las mamas.
  • Presión en la zona pélvica y abdominal.
  • Necesidad frecuente de orinar.
  • Salivación excesiva.
  • Ardor de estómago.
  • Intolerancia a olores o alimentos.
  • Estreñimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Cambios de humor.

Si alguno de estos síntomas son especialmente problemáticos o preocupantes, por ejemplo vómitos que causan una gran pérdida de peso, no dudes en consultarlo con tu ginecólogo para que pueda ayudarte a aliviarlos.

La ecografía transvaginal en la semana 6

Si en la semana 6 visitas por primera vez al ginecólogo, te hará una ecografía transvaginal, una prueba indolora que le permitirá comprobar si hay un único embrión y si está bien implantado. Si se trata de un embarazo gemelar se verán dos sacos gestacionales en el útero. Esto es algo que te mostrará y explicará tu ginecólogo, pues es probable que seas incapaz de distinguir a tu bebé de forma nítida.

Mediante la ecografía también podrá valorar el estado del útero, el cuello del útero y la vagina, para detectar posibles alteraciones. Además, en esta visita te pesará y tomará tu tensión arterial.

Elaboración del historial clínico en la semana 6

El ginecólogo te pedirá una analítica completa de sangre y orina, y elaborará tu historia clínica completa, esto es un relato de tu estado de salud en el que incluirá información sobre las enfermedades que tienes o has tenido, si sufres alergias, si tomas algún medicamento, y datos sobre tu estilo de vida, como por ejemplo si consumes alcohol o tabaco, tus hábitos alimenticios y si haces ejercicio físico.