Quedarse embarazada

Quiero ser madre soltera

madre_soltera
Validado por Dr. Ignasi Segura

Ser madre soltera

Cada vez más mujeres deciden ser madres sin tener una pareja, bien porque no han encontrado a la persona adecuada para crear una familia o porque simplemente prefieren iniciar la crianza en solitario. Para hacer realidad el sueño de la maternidad algunas mujeres recurren a técnicas de reproducción asistida gracias a las cuales pueden conseguir un embarazo con plena seguridad y contando siempre con el apoyo de un equipo de especialistas médicos.

Inseminación artificial

Si no presenta ninguna alteración fisiológica que le impida quedarse embarazada, lo habitual es que recurra a la inseminación artificial con semen de donante, mientras que si tiene algún problema de fertilidad puede optar por la fecundación in vitro, también con semen de donante. En todo caso, es fundamental ponerse en manos de expertos que puedan hacer un diagnóstico adecuado y determinen cuál es la técnica de reproducción asistida más adecuada para cada caso.

Consejos para la crianza en solitario

Tener y criar a un bebé no es una tarea fácil, y mucho menos cuando la maternidad se afronta en solitario, ya que no hay una pareja con la que compartir los requerimientos físicos y emocionales de la crianza. Sin embargo, con la actitud, motivación  y logística necesarias es posible. A continuación te damos algunos consejos que pueden ayudarte si te encuentras en esta situación:

  • No pierdas la confianza: La maternidad en solitario puede resultar más cansada y complicada de cuadrar con la actividad laboral y personal, pero es posible sobrellevarla adecuadamente si tenemos confianza en nuestras habilidades y capacidades.
  • Pide ayuda: no dudes en pedir ayuda a familiares o amigos, o en contratar a una persona que pueda ayudarte con la logística familiar. Esto hará que el tiempo que tengas para ti y para tu bebé no solo sea mayor sino también de más calidad.
  • Cuídate física y emocionalmente: la maternidad es una experiencia ilusionante pero también agotadora. Si descuidas tu salud física y emocional lo más probable es que tu bebé también sufra las consecuencias. Sigue una dieta equilibrada y realiza ejercicio físico de manera regular para cargarte de energía.
  • Busca apoyo psicológico: en el momento que veas que te flaquean las fuerzas, que surgen miedos y preocupaciones, no dudes en acudir a un especialista que pueda escucharte y darte las herramientas necesarias para manejar estas emociones.
  • Dedícate tiempo: organízate para poder disfrutar con tus amigos de vez en cuando, sal a cenar o apúntate a alguna actividad social que te ayude a despejarte y a permanecer en contacto con los demás.

reproduccion_asistida_banner_2

Disfrutar de ser madre sin agobios

Y recuerda, ya estés sola o acompañada, las ‘supermamás’ no existen.  Intentar llegar a todo y no fallar ni una vez es muy poco realista. Y fallar no supone un fracaso, sino un aprendizaje. Por lo tanto, sé consciente de tus limitaciones, no seas autoexigente y no te sientas decepcionada si algún día no eres capaz de alcanzar las expectativas que te has impuesto. Relájate y piensa que lo más importante es criar a tu bebé transmitiéndole todo el amor, confianza y seguridad posible.

Deja un comentario